jueves, 30 de junio de 2011

EN DIÁLOGO CON OLIVIA CHAUMONT, LA MUJER QUE CONVIRTIÓ EN MIXTO AL GRAN ORIENTE DE FRANCIA


Por Iván Herrera Michel

Olivia Chaumont
Cuando en 1992, un Arquitecto Urbanista fue Iniciado a los 42 años de edad en la Logia parisina “L´Université Maçonnique” nada hacía prever que su decisión de cambiar de sexo, 15 años después, iba a convertir al Gran Oriente de Francia en mixto.

En efecto, en el año 2005 comunicó a sus Hermanos de Logia que se sentía mujer, en el año 2007 se practicó en Tailandia todas las operaciones quirúrgicas necesarias, en el año 2008 la República Francesa reconoció legalmente su calidad de mujer, en enero de 2010 su entonces Gran Maestro, Pierre Lambicchi, reconoció oficialmente que el Gran Oriente de Francia tenía una mujer entre sus 50.000 miembros varones. Y en el Convento de Vichy, del 2 al 4 de septiembre/10, por primera vez desde 1728 una mujer (la ahora Hermana Olivia Chaumont) participó como Delegada y habló ante 1.200 Masones enmudecidos por una realidad que sobrepasaba el de por si escabroso debate anual que tenían sobre la mixticidad de sus Logias desde hacía más de un siglo.

La novedad no culminó allí: 4 días después de clausurado el Convento de Vichy, en su Logia “L´Université Maçonnique” la eligieron Venerable Maestra, pasando a ser la primera mujer en presidir una Logia del Gran Oriente de Francia.

Frente a esto la misma Olivia Chaumont reconoció que “a algunos les sentó como un mazazo en la cabeza”. No era para menos.

Como en Francia lo que pasa en la Masonería, y en especial en el Gran Oriente de Francia, es noticia en los medios, su caso fue cubierto por periódicos de la talla de L’Express. En internet la noticia se propagó como la pólvora. Pero realmente alcanzó una nueva dimensión cuando, el 8 de marzo del año 2011, con ocasión del Día Internacional de la Mujer, la revista Libération, fundada en 1973 por Jean Paul Sartre, le dedicó su portada.

Ahora, la Venerable Maestra Olivia Chaumont ha adelantado conmigo un diálogo en los siguientes términos:

1) Venerable Maestra, muchas gracias por este diálogo. Cuéntame, por favor, ¿Quién es Olivia Chaumont en lo profano y en lo Masónico?

Soy arquitecta y urbanista. Ejerzo privadamente a travez de mi agencia So Architectures, y he construido muchas viviendas de interés social y privadas, un hotel de cien habitaciones y rehabilitado grandes conjuntos. En urbanismo, he ganado varios concursos internacionales. Entre ellos algunos en donde tenía que definir y ejecutar la reorganización del centro de las ciudades, como en en Saint-Nazaire.

Fui Iniciada en la Masonería en 1992 en la Logia “Université Maçonnique”, en donde todavía estoy. Me convertí en la primera mujer miembro del Gran Oriente de Francia en 2010 y delegada ante el Convento de ese año. Actualmente presido mi Taller, que también es la primera vez que se presenta en la historia del Gran Oriente de Francia

2) Querida Hermana Olivia, aunque con frecuencia encontramos nombres de Masones homosexuales famosos como Oscar Wilde, Leonardo da Vinci y Federico II de Prusia, al igual que organizaciones de Masones homosexuales como “Los Hijos de Camberceres” y “Arco Iris”, y en varias Grandes Logias desde hace años se celebran ceremonias Masónicas de Reconocimiento Conyugal entre Masones o Masonas homosexuales, tu caso es realmente excepcional, ¿Conoces algunos otros casos similares en tu Obediencia o fuera de ella?

No. No conozco ningún caso similar. Pero estadísticamente, dado el número de Hermanos del Gran Oriente de Francia - unos 50.000 - no me sorprendería que se presente otro en el futuro.

3) Perdona la pregunta un poco indelicada, pero frente a los Masones y Masonas que dicen que tu cambio de sexo no impulsó la causa de la mujer en el Gran Oriente de Francia, sino la de los transexuales ¿Tu que les respondes?

Yo te respondería que una transexual ES una mujer. Una mujer transgénero más precisamente.  Así como un transexual ES un hombre. La transexualidad es un estado pasajero entre el género masculino y el femenino. No existe una identidad como tal. En este sentido no hay una distinción entre los dos.

Mi historia ha beneficiado la causa de la mujer, ya que el Gran Oriente de Francia devino en mixto por el hecho de mi cambio de estado civil. También se ha beneficiado la causa de los transexuales, dando a conocer su situación y sus dificultades. Y por el cambio de imagen, hasta el momento confinada al mundo del espectáculo y, más tristemente, al de la prostitución. Los hermanos descubrieron que esta cuestión concernía igualmente a personas bien integradas en la sociedad.

4) Venerable Maestra, ¿Crees que tu éxito en ser reconocida oficialmente como mujer en la Orden ha influenciado o va a motivar en el futuro decisiones más incluyentes en la Masonería? ¿Crees que a partir de tu caso, hay un antes y un después en la Masonería?

Tengo que ser modesta acerca de la influencia de mi historia en la Historia con H mayúscula del Gran Oriente. La miticidad es una cuestión que surge en el Gran Oriente de Francia desde finales del siglo XIX, por lo que tiene más de cien años. El equilibrio de poder entre los partidarios y los opositores ha sido del orden de 50/50 y con regularidad, en cada votación del Convento, fue rechazada por unos pocos votos.

Mi historia fue el pequeño plus que inclinó la balanza ... ella ha sido como un electro – choc. Brutalmente los hechos superaron el debate.

El 23 de enero de 2010, se convirtió el Gran Oriente de Francia oficialmente en mixto, por obligación, sólo porque un Hermano devino civilmente en Hermana… como escribió un periodista: "es sólo una hermana..."

Ahora, si. Desde este angulo, mi historia marca un antes y un después.

5) Querida Hermana, te confieso que me hubiera gustado ver la cara y el espectáculo de los 1.200 Masones del Gran Oriente de Francia, reunidos en Vichy el 5 de septiembre de 2010, cuando vestida de negro, el cabello largo y luciendo escote caminabas por el pasillo central del salón en dirección a la tribuna. Tu misma describiste la situación diciendo que “se podía escuchar caer un alfiler” y el Gran Maestro del GODF, Guy Arcizet, recuerda de tí: “Estaba muy emocionado por su alocución. Se presentó distante pero con sencillez. Algunos habían vaticinado lanzamientos de zapatos, pero no fue así… Jugó un papel discreto, pero relevante. Éramos conscientes de los cambios que su presencia traería.”

Cuéntame, por favor, ¿Qué les dijiste ese día? ¿Cuál fue el punto central de tus palabras?

Ese fue un momento efectivamente muy fuerte y lleno de emoción. Fue la primera vez, desde el nacimiento del Gran Oriente de Francia en 1728, que una mujer estuvo presente y habló en un convento. Cuando yo recorrí el largo camino desde las columnas hasta la tribuna, se creo un silencio total. Sentía todos los ojos sobre mí. Sentí la espera ... para el Presidente del Convento era difícil decir "mi hermana"... por falta de hábito y especialmente porque significó el reconocimiento de la nueva mixticidad que se presentaba.

Yo evoqué este momento "histórico" en mi intervención y el voto de ese día, que vino a confirmar la libertad de las Logias para Iniciar mujeres (ya reconocido por la justicia Masónica unos meses antes). Una nueva era se abrió en el mundo de la Masonería adogmática, republicana y laica.

6) Por otra parte, y en tu condición oficial de primera mujer del Gran Oriente de Francia, ¿Cómo ves que están marchando las cosas para las mujeres que se están Iniciando en esa Obediencia? ¿Te aceptan ellas como una más?

El Gran Oriente de Francia ha reconocido para cada Logia la libertad de Iniciar mujeres y de afiliar Hermanas de otras Obediencias. Ciertamente algunas no lo hacen. Las mujeres que se unen a nuestra Obediencia Masónica desde septiembre de 2010 llevan su camino como cualquier otro miembro del GO. Ellas me consideran sin distinción como una de las suyas con un reconocimiento especial por haber roto el muro de la masculinidad.

7) Querida Hermana, sé que los Hermanos de tu Logia te apoyaron siempre, pero cuando eras un hombre homosexual ¿Cuál era la posición oficial del Gran Oriente de Francia?

No hay respuesta (yo nunca fui un homosexual).

8) Perdona la pregunta, pero ¿Crees que el rechazo que se observa a veces en algunos Masones y Masonas a tu transformación de hombre a mujer es simplemente homofobia, o hay en esa postura algo doctrinal relacionado con la construcción Masónica?

Debo admitir que no he encontrado ningún rechazo en relación con mi transformación que se pueda comparar con la transfobia.

La tolerancia y el respeto de las libertades individuales son valores fundamentales incorporados en cada Masón. Estos valores abstractos se han sostenido bien, cuando se sometieron a la prueba de los hechos. Cada uno ha hecho bien la diferencia entre un problema humano y un problema de la estructura asociativa. Entre la problemática de la transexualidad (no elegimos ser transgénero de pronto) y la mixticidad.

Sin embargo, es en tanto mujer que yo viví la liberación de los opositores de la mixticidad. En estos casos, no hay duda de la transfobia, pero las dificultades de estos hermanos en la relación hombre / mujer tocan lo irracional y lo inconsciente.

9) En muchas Grandes Logias del mundo se comenta en voz baja sobre la calidad de homosexual de un Masón. ¿Qué le aconsejarías tú a ese Masón que no ha salido del closet?

La orientación sexual es relativa a la libertad individual. No tiene que ser condicionada por la moral y menos aún ser "declarada". La declaración la vuelve un defecto. Sin embargo, la homosexualidad no es un defecto, es una orientación personal que se encuentra en el orden de lo privado. ¿Se le pide a alguien declarar que es heterosexual ...?

10) Querida Hermana, a nadie más que a ti debo preguntarle esto porque es obvio que el tópico ha sido un combate para tu propia vida personal, ¿Hasta dónde debemos llegar en la igualdad Masónica?

Hasta el final. Porque para mí no hay límite. La igualdad Masónica, como la igualdad civil, debe ser total, entre todos, en todas las áreas y permanentemente.

Todos estamos a nivel... los diferentes Grados no generan derechos diferentes. Ellos quieren decir simplemente que hay más avance en el camino Masónico, que se sabe más como usar las herramientas y los instrumentos. Y esto, bien entendido, es valido para un Hermano o una Hermana...

Yo soy ferozmente republicana y laica, lo que significa que para mí debe existir simultaneamente la igualdad entre todos, la libertad para cada uno y la fraternidad. Los tres van juntos. Si se sustrae uno se debilitan los otros.

Yo tengo una concepción de sociedad, y con mayor razón de la Logia, en donde jamás se debe cesar de promover la igualdad de sexos y de derechos.

11) Por último, ¿Qué le aconsejas a un Aprendiz recién Iniciado en una Logia Masónica?

Que sea él mismo, de pensamiento libre, que asuma una posición y no pierda jamás su derecho a objetar.


Muchas gracias Venerable Maestra, por este diálogo que seguramente será objeto de estudio en muchas Grandes Logias Masónicas.




3 comentarios:

Jocelino Freitas dijo...

Obrigado, querido irmão Iván, por nos brindar com essa excelente entrevista. Faz-nos entender como o caminho da Maçonaria é o da Liberdade Absoluta de Consciência. A humanidade não pode conviver com nenhum tipo de preconceito, muito menos contra as mulheres, que são nossas mães, esposas, filhas, professoras, amigas. Como pode um verdadeiro maçom negar a qualquer delas o direito de ingressar numa loja maçônica? Receba meu tríplice e fraternal abraço.

Jocelino Freitas, da Grande Loja Unida do Paraná, Sob.´. G.´. Com.´. do Supremo Conselho Francisco de Montezuma e vice-presidente do CLIPSAS, posto no qual tive a honra de suceder o Ir.´. Ivan Herrera Michel na representação da América do Sul.

Valentín Díaz dijo...

Merecida enhorabuena al Q.·. H.·. Iván Herrera por esta entrevista. Una idea magnífica y un documento extraordinario, porque extraordinario (e histórico, sin duda) es el hecho protagonizado por la Ha.·. Olivia Chaumont en el seno del Gran Oriente de Francia.
(Valentín Díaz, director de la revista "Cultura Masónica")

Ricardo Fernández dijo...

Te quedo, Querido Hermano, inmensamente agradecido.
Un fraternal abrazo desde Asturias.